Números Capítulo 13
La exploración de Canaán

13:1 El Señor dijo a Moisés:
13:2 «Envía unos hombres a explorar el país de Canaán, que yo doy a los israelitas; enviarás a un hombre por cada una de sus tribus paternas, todos ellos jefes de tribu».
13:3 Entonces Moisés los envió desde el desierto de Parán, según la orden del Señor. Todos estos hombres eran jefes de los israelitas,
13:4 y sus nombres eran los siguientes: Por la tribu de Rubén, Samuá, hijo de Zacur;
13:5 por la tribu de Simeón, Safat, hijo de Jorí,
13:6 por la tribu de Judá, Caleb, hijo de Iefuné;
13:7 por la tribu de Isacar, Igal, hijo de José;
13:8 por la tribu de Efraím, Oseas, hijo de Nun;
13:9 por la tribu de Benjamín, Paltí, hijo de Rafú;
13:10 por la tribu de Zabulón, Gadiel, hijo de Sodí;
13:11 por la tribu de José, o sea, por la tribu de Manasés, Gadí, hijo de Susí;
13:12 por la tribu de Dan, Amiel, hijo de Guemalí;
13:13 por la tribu de Aser, Setur, hijo de Miguel;
13:14 por la tribu de Neftalí, Najbí, hijo de Vofsí;
13:15 por la tribu de Gad, Gueuel, hijo de Maquí.
13:16 Estos son los nombres de las personas que envió Moisés a explorar el país. Y a Oseas, hijo de Nun, Moisés lo llamó Josué.
13:17 Cuando Moisés los envió a explorar el territorio de Canaán, les dijo: «Suban ahí, por el Négueb, y luego avancen hasta la región montañosa.
13:18 Observen cómo es el país, y la gente que lo ocupa es fuerte o débil, escasa o numerosa.
13:19 Fíjense también si la tierra donde viven es buena o mala, y si las ciudades en que habitan son abiertas o fortificadas;
13:20 si el suelo es fértil o árido, y si está arbolado o no. Tengan valor, y traigan algunos frutos de la región». Esto sucedió en el tiempo de las primeras uvas.
13:21 Los hombres fueron a explorar el país, desde el desierto de Sin hasta Rejob, a la Entrada de Jamat.
13:22 Subieron por el Negueb y llegaron a Hebrón, donde vivían Ajimán, Sesai y Talmai, descendientes de Anac –Hebrón había sido fundada siete años antes que Tanis de Egipto–.
13:23 Cuando llegaron al valle de Escol, cortaron una rama de vi con un racimo de uvas, y tuvieron que llevarla entre dos, sostenida con una vara. También recogieron granadas e higos.
13:24 Ese lugar fue llamado valle de Escol –que significa Racimo– a causa del racimo que los israelitas habían cortado allí.

El informe de los exploradores

13:25 Al cabo de cuarenta días volvieron de explorar el país.
13:26 Entonces fueron a ver a Moisés, a Aarón y a toda la comunidad de los israelitas en Cades, en el desierto de Parán, y les presentaron su informe, al mismo tiempo que les mostraban los frutos del país.
13:27 Les contaron lo siguiente: «Fuimos al país donde ustedes nos enviaron; es realmente un país que mana leche y miel, y estos son sus frutos.
13:28 Pero, ¡qué poderosa es la gente que ocupa el país! Sus ciudades están fortificadas y son muy grandes. Además, vimos allí a los anaquitas.
13:29 Los amalecitas habitan en la región del Négueb; los hititas, los jebuseos y los amorreos ocupan la región montañosa; y los cananeos viven junto al mar y a lo largo del Jordán».
13:30 Caleb trató de animar al pueblo que estaba junto a Moisés, diciéndole: «Subamos en seguida y conquistemos el país, porque ciertamente podremos contra él».
13:31 Pero los hombres que habían subido con él replicaron: «No podemos atacar a esa gente, porque es más fuerte que nosotros».
13:32 Y divulgaron entre los israelitas falsos rumores acerca del país que habían explorado, diciendo: «La tierra que recorrimos y exploramos devora a sus propios habitantes. Toda la gente que vimos allí es muy alta.
13:33 Vimos a los gigantes –los anaquitas son raza de gigantes–. Nosotros nos sentíamos como langostas delante de ellos, y esa es la impresión que debimos darles».